Productora y periodista independiente. Noticias. Reportajes.

Atención a todos nuestros lectores

Este y todos los artículos en este portal son traídos a ti a través de periodismo independiente. Recibe notificaciones de todas nuestras historias suscribiéndote a nuestra plataforma por tan solo $1 al mes.



Perla Rico, Generación X, tiempos, momentos, juarez

¿Y tú de cuál generación eres?

En mi opinión…

Son las 7:30 de la tarde y comenzó a llover en Denver, Colorado, donde actualmente radico. Entre el ruido de la lluvia tocando las ventanas de mi departamento, logro percibir el viento que de lejos mueve las hojas de los árboles que visten el exterior.

Claro, no podía faltar un poco de música de jazz suave y mi café con su irresistible aroma para estar en armonía y comenzar lo que es mi próximo artículo, el cual ya venían revoloteando las ideas en mi cabeza para abordar el tema de las generaciones.

Si, este tópico que me parece de interés en lo personal, ya que mientras pasan los años me comienzo a sentir de otra década, como dicen los jóvenes ahora, “oldie” o “chavorruca”. Ante este panorama de inmediato me transporté a mi infancia, crecí en las inmediaciones de la colonia Infonavit Casas Grandes en Ciudad Juárez, Chihuahua, allá por los años 80, en un barrio de clase media.

Recuerdo que fue un sector panista, es decir, los habitantes seguían los ideales del Partido Acción Nacional (PAN), en los tiempos del entonces alcalde de Juárez, Francisco Barrio Terrazas, quien posteriormente sería el Gobernador del Estado de Chihuahua, destacando que en ambos casos se convirtió en el primer candidato de oposición en alcanzar los cargos políticos, frente a los candidatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En las enormes bardas de algunas viviendas se pintaban las frases políticas con letras color naranja y azul, mientras que, en tiempos de elección, solían transitar en sus vehículos ciertos candidatos del partido quienes buscaban el voto popular y eran recibidos por los vecinos quienes gustosos salían a extenderles la mano y ofrecerles un vaso de agua, claro, esperando obtener una solución a las problemáticas de esos tiempos, acabar con las famosas pandillas de los barrios—pero de política comentemos otro día.

Regresar a esos tiempos es sensacional y es que tengo cada recuerdo porque pasé la mayor parte de mi vida estudiantil en ese sector. En una ocasión cuando cursaba la primaria en la escuela Revolución ubicada en la calle Benemérito de las Américas, uno de mis maestros anunciaba suspensión de clases por temporada de lluvia y debíamos regresar a casa, fue tal mi emoción que corrí por encima de los pupitres muy entusiasmada, pero caí y me desmayé y vaya que golpe me di.

Fueron de esos momentos en los que fui solo una niña tratando de disfrutar la vida, además de emocionarme por la suspensión de clases como cualquier otra estudiante. Fui de esas alumnas tranquilas, no me peleaba con nadie, aunque no fui una estudiante de diez, pero si debo comentarles que me encantaba ir a la escuela, era como una forma de crear en mi mente que llegaría a conquistar el mundo, aunque todavía pienso así.

Me encantaban las tareas que nos encargaban los maestros en donde debíamos comprar estampillas conmemorativas y justo había una papelería frente a la escuela donde acudíamos y de paso terminábamos comprando las tortillas en el establecimiento de al lado. Además, llevábamos cuadernos doble raya y utilizábamos los bicolores, aunado a que me encantaba realizar tareas muy creativas en donde podíamos colorear los trabajos. Sin dejar pasar, que fui buena para los famosos bailables para celebrar el 10 de mayo, Día de las madres y otros eventos.

En este tiempo todavía no llegaba la era del internet para consultar alguna información, solo nuestros cuadernillos, y libros que nos proporcionaba la Secretaría de la Educación Pública (SEP), además de la elaboración de las maquetas que fueron parte de nuestro aprendizaje y una que otra enciclopedia en donde llegaban los vendedores a casa ofertando la mejor de la época.

Los veranos en el Infonavit, eran solo tomar el fresco en el exterior de nuestras viviendas, esperar el viernes con emoción para ver por televisión nuestros programas preferidos que, como buenos televidentes ya sabíamos los horarios de XEW Canal 2 y Canal 5. Sin olvidar que solíamos observar algunos programas de otras estaciones de El Paso, Texas, como CBS Canal 4 o KTSM Canal 9 en donde transmitían videos musicales con nuestros artistas preferidos de los 80 y frente aquella caja enorme estaríamos comiendo los deliciosos burritos de carne con chile colorado que una de mis vecinas vendía los fines de semana.

-Foto ilustrativa televisión 1980

Sin duda, bellos recuerdos que pude experimentar como parte de mi época y que siempre estarán en mis conversaciones, además, forman parte de mi crecimiento personal. Cada generación ha vivido y vivirá ciertas situaciones familiares, sociales, económicas, políticas e históricas que los ayudará a entender su paso por la vida, y si así lo desean tendrán oportunidad de compartir sus experiencias con los demás.

Fui de la Generación X, y más allá de entender que quienes somos quien nacimos entre 1965 y 1980, fuimos una generación que para mí ver, presenciamos tiempos importantes tanto políticos, económicos y científicos.

Mientras pasan los años, he tenido la oportunidad de conocer a personas que pertenecen a otras generaciones, en lo particular disfruto conocer y entablar pláticas con gente mayor, a quienes se les conoce como Baby Boomers, los nacidos entre 1946 y 1964 y eso me ha permitido refrendar amistades con personas muy valiosas de quienes aprendo de su experiencia y de su gran conocimiento. Además, podemos estar horas tratando de resolver grandes problemáticas del mundo en nuestras conversaciones.

No obstante, existe otro grupo de personas más jóvenes que nosotros, la Generación Y o Millennials, de quienes también es muy interesante entender sus ideas y comportamientos, ya que a mi parecer no le temen a nada, son más arriesgados y viven el día. Aunque buscando un poco sobre este tema, me topé con algunas definiciones en el internet en donde son calificados como perezosos, poco preparados y sin aspiraciones, pero más allá de comprender por qué son así, también en mi generación hubo gente con esas características. Es decir no todos se comportan así, incluso puedo ser perezosa en algunas actividades como realizar ejercicios, por ejemplo.

Además, por azares del destino he tenido oportunidad de coincidir con algunos Millennials y percibo que no buscan tener un trabajo estable o construir un patrimonio, como casa, auto, una carrera universitaria, estas necesidades que en mi generación a algunos nos las incrustaron como chip en el cerebro para nuestro crecimiento personal. Es decir, creo que los Millennials, tendrán menos problemas de salud ya que no tendrán demasiadas preocupaciones, y me parece que es buena señal porque buscan vivir al máximo, además he conocido a otros que han alcanzado el éxito en diferentes rubros.

En este panorama es interesante sus tiempos, sus momentos, entonces recordé a quienes llegaron a nombrarnos a los de nuestra época como, “Ustedes la Generación X”, como señalando nuestra educación e ideales ya que no fuimos ese grupo de hippies jóvenes rebeldes como se autodescribían, y es que, En mi opinión, algunos fuimos educados con ciertas restricciones y miedos.

Después de los Milennials, aparece la Generación Z o Centennials, según datos periodísticos son quienes nacieron entre 1997 y 2012, yo agregaría que son los que nacieron con una tablet bajo el brazo. Una de sus características es que no conocen el mundo sin pantallas, redes sociales y smartphones, por lo que inevitablememte siempre están conectados a este tipo de aparatos, pero debo aclarar que no todos tienen el mismo comportamiento.

En mi muy particular forma de observar a los Z, pienso en la extraordinaria tecnología que me hace voltear al pasado y darme cuenta como me hubiera ayudado en mis tiempos, porque ciertamente me considero una persona que me encanta aprender de las nuevas herramientas que ofrecen las grandes compañías. No obstante, que ha sido una parte importante de mi profesión como comunicóloga. Entonces, ahora me pregunto, ¿Será que estoy atrapada en todas las generaciones?

Ciertamente no cambiaría por nada mi tiempo, mi momento y mi generación, pero debo comentarles que admiro a otras generaciones ya que es interesante en el análisis ver cómo ellos también son parte de una época, de una sociedad que intenta dejar huella por su paso en esta hermosa vida a la que llegamos a coincidir, ¿Y tú de cuál generación eres?

Sigue a Perla Rico en TwitterInstagramYouTube, y agrégala a Facebook. También puedes recibir las noticias más relevantes en tu email— suscríbete aquí.

Total
17
Shares
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Previous Article
Sicarios irrumpen en vivienda y ejecutan a dos hombres en Horizontes del Sur

Sicarios irrumpen en vivienda y piden a madre e hija que se salgan

Related Posts
Total
17
Share