Productora y periodista independiente. Noticias. Reportajes.
YouTube
Conéctate
Perla Rico en Denver Colorado

Recibe notificaciones de información y reportajes especiales directamente a tu correo electrónico. ¡Totalmente gratis!

Atención a todos nuestros lectores

Este y todos los artículos en este portal son traídos a ti a través de periodismo independiente. Recibe notificaciones de todas nuestras historias suscribiéndote a nuestra plataforma por tan solo $1 al mes.




Perla Rico, en mi opinión

Uno, dos, tres por todas las mujeres

Día Internacional de la Mujer…

A propósito del Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo se conmemora en muchos países del mundo, el esfuerzo de miles de féminas que a través de su lucha lograron avances históricos, para el reconocimiento de su fuerza laborar.

Más allá de la historia tan admirable de quienes decidieron alzar su voz y unirse con la intención de que se les reconocieran y obtuvieran mejores condiciones, hoy en día se puede percibir el resultado, pero sabemos que aún hay mucho por hacer.

En este rubro hay demasiado que decir, millones de mujeres salen día con día a sacar adelante a sus familias, muchas de ellas, no cuentan con un medio de transporte propio, con alguien que pueda ayudarlas con los necesidades principales de la casa, pero lo importante es que avanzan, no se detienen ante ninguna adversidad y eso es admirable.

He tenido la oportunidad de conocer a mujeres realmente increíbles, que inspiran, y que poco se sabe de ellas, son las no reconocidas en una sociedad ocupada quizá por situaciones que llenan más sus vidas con otro tipo de actividades.

Me refiero a las trabajadoras domésticas, comunicadoras, productoras, fotógrafas, editoras, locutoras secretarias, ingenieras, políticas, doctoras, enfermeras, maestras, escritoras, poetas, arquitectas, cocineras, madres de familia, abuelas, esposas, hermanas, tías, primas, deportistas, en fin todas y cada una de ellas que aportan un trabajo fundamental para el crecimiento de nuestra sociedad.

Es decir, podemos voltear a nuestro alrededor y las vemos en todos lados, en hogares, oficinas, escuelas, hospitales, en los medios de comunicación, edificios, restaurantes, redes sociales, plataformas digitales y ahí están al pie del cañón.

Es solo una forma de honrarlas, de resaltar su conocimiento porque detrás de cada historia, estará el esfuerzo y dedicación con la cual se desempeñan.

Las que también se destacan, son las que se suman, las que saben apreciar a quiene pasan ciertas dificultades y apoyan, las que no dejan que otras se hundan y con alguna frase hacen levantar a las demás, a ellas también mi reconocimiento.

Pero, está la otra cara de la moneda y que no se puede dejar de comentar como parte de una protesta y con el deseo de que las palabras hagan eco.

Están las que viven en la oscuridad, las que no hablan y callan el maltrato, las que sufren violencia en su hogar, las que prefieren seguir sumergidas en el dolor y no buscar ayuda y que en ciertos casos terminan sin vida o desaparecidas.

Si, esos terribles sucesos de los que se ha comentado una y otra vez en las noticias a nivel mundial y que siguen pasando, ante un gobierno que en lugar de escuchar coloca muros, que mientras en un acto protocolario de funcionarios realizado con bombo y platillo, en esos instantes hay una mujer que ha desaparecido, que ha sido ultrajada, violentada o asesinada.

¿Y qué es lo que sigue? Los reclamos de las madres que se sumaron a familiares de las víctimas, las marchas que son convocadas por el grupo de mujeres pertenecientes a Organizaciones No Gubernamentales (ONG), ese es el siguiente paso, el grito de desesperación que retumba en las calles “Ni una más”.

¿Hasta dónde llegará tanta indolencia?, porque cuando se muestran estos casos, en ocasiones las investigaciones se quedan estancadas.

Mientras esto sucede, las madres de las víctimas están en la espera y deseando justicia, una justicia que se va desvaneciendo en horas, días y años. Algunas de ellas mueren en el intento por que el tiempo ya nos les dio vida, de saber qué sucedió con sus hijas.

Es aquí cuando hago una pausa, y admiro a esas mujeres por la fortaleza de enfrentar una usencia, de levantarse con la ilusión que regresó su hija a casa con vida, o de que hay alguna noticia de ella.

Por eso decidí escribir este artículo, “Uno, dos, tres, por todas las mujeres”, porque cada una de ellas representan una historia, porque en la lucha se suman todas y todas se suman a la lucha.

Esto fue En mi opinón para perlarico.com.

Total
16
Shares
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Previous Article
Presuntos homicidas

Detienen a presuntos responsables de masacrar a 8 integrantes de una familia

Next Article
Edificios en Denver, CO.

Entre rascacielos y belleza arquitectónica conoce los edificios en Denver, Colorado

Related Posts
Total
16
Share