Productora y periodista independiente. Noticias. Reportajes.
YouTube
Conéctate
Perla Rico en Denver Colorado

Recibe notificaciones de información y reportajes especiales directamente a tu correo electrónico. ¡Totalmente gratis!

Atención a todos nuestros lectores

Este y todos los artículos en este portal son traídos a ti a través de periodismo independiente. Recibe notificaciones de todas nuestras historias suscribiéndote a nuestra plataforma por tan solo $1 al mes.



Historias extraordinarias

“Nos metíamos a los contenedores de basura de las tiendas y de ahí sacábamos la comida”: Johana Meza

De las carencias, a obtener y compartir…

La niñez es un etapa que marca por completo la vida de las personas, en muchas ocasiones quienes vivieron condiciones de pobreza, abandono, violencia o maltrato, deciden hacer cambios importantes para darle la vuelta a esos episodios difíciles de sus vidas.

Por cuestiones de trabajo durante el año 2016, tuve oportunidad de conocer a una ex compañera, en donde llegamos a compartir momentos laborales y de amistad.

A mi me parecía interesante ver, como trataba ella de combinar su día, ya que trabajaba en tres empresas distintas y de diferentes rubros.

Además, realizaba actividades para recaudar fondos y así brindarles ayuda a personas de bajos recursos, ya sea con donaciones de ropa, alimento y hasta útiles escolares.

Recuerdo que en plena Navidad del año 2017, a pocas horas de celebrar con sus seres queridos, muy emocionada entregaría “Cenas navideñas” a humildes familias, asentadas en colonias marginadas.

Este es el caso de Johana Alejandra Meza Lerma, de 30 años de edad, nacida en Ciudad Juárez, Chihuahua, nos relata cómo los recuerdos de su infancia, en donde por cuestiones de una crisis económica que se vivió en el país, la hizo más fuerte, para alcanzar sus sueños.

1. ¿Qué es lo que te apasiona?
Johana: Una pregunta difícil, son muchas cosas, para empezar lo que más me apasiona, es aprender cosas diarias, ponerme retos y llegar a las metas. En estos momentos estoy muy enfocada en el crecimiento de Tiburón Chipilón, (su propio negocio de venta de tosticeviches y clamatos). También me gusta mucho el periodismo, fue mi primera carrera. Me gusta mucho poder involucrarme con las personas y poder contar historias. Conocer gente nueva y poder estar en lugares en donde cambia tu perspectiva de la realidad y de las cosas.

2. ¿Por qué decides estudiar dos carreras?
Johana: La primer carrera que estudié fue (Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Chihuahua, UACH) En un inicio siempre me he considerado una persona, que me gusta mucho leer, me gusta mucho el estudio, la economía. La escuela para mi, era un refugio de las condiciones que había en mi hogar. Había pobreza, la escuela era un lugar seguro, aún la lectura me cambió la vida. Me sacó de la pobreza en la que en esos momentos mi familia atravesaba, por una situación económica. Tuve una niñez muy limitada, en cuanto atención y recursos. Además de padres (Alma Lerma Delgado madre, Manuel Meza Morales, padre) muy jóvenes, sin experiencia, hacían lo mejor que podían. En mi adolescencia me comenzaron a gustar mucho las artes escénicas, teatro y danza. Mi primer opción era ser actriz y la música me apasiona muchísimo. Por los medios económicos, solo me quedé haciendo teatro callejero.

Ella continúa, “Conjugaba muy bien el tener acercamientos con la gente, pero era desde una perspectiva social, fue lo que me motivó en un inicio estudiar periodismo. Ya conforme me fui adentrando más a la carrera me fue gustando muchísimo más.

-Johana Meza, empleada de XEJ-TV, Canal 5 (2012-2015)

Comencé hacer mis prácticas en radio, ahí pude tener una conexión muy grande con la gente, escuchar sus problemas y poderles dar, si no la solución, cuando menos ellos sentían que el mensaje era recibir y se sentían más animados.

Cuando comienzo a estudiar Comunicación me doy cuenta que no es de las mejores pagadas. Ciencias de la Comunicación en Medios Masivos era lo más similar al periodismo”. Laboró para XEJ-TV Canal 5, 860 Radio Noticias y Radio Cañón, agregó.

Debía cumplir con ciertos requisitos, tener una Licenciatura, haber salido con un promedio superior al 9 y que en el tronco común, las materias estuvieran relacionadas con economía, administración y leyes fiscales.

Meza continúa compartiendo qué la llevó a cursar otra profesión, “Luego cuando termino la carrera tiempo después, se me dieron los medios para estudiar una Maestría en la Universidad TecMilenio en Administración de Negocios con Finanzas, luego de ver la convocatoria metí la solicitud para adquirir una beca.

Meza continúa compartiendo qué la llevó a cursar otra profesión, “Luego cuando termino la carrera tiempo después, se me dieron los medios para estudiar una Maestría en la Universidad TecMilenio en Administración de Negocios con Finanzas, luego de ver la convocatoria metí la solicitud para adquirir una beca.

Posteriormente realizas un examen y te hacen un estudio socio económico. Finalmente entré y tenía que ganar más dinero para solventar los costos”.

-Johana Meza Lerma, culmina su Maestría en la Universidad TecMilenio año 2018

3. ¿Cómo llegas a trabajar en el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social?
Johana: Yo tenía 16 años de edad, se da la convocatoria, trabajo desde los 13 años, por la situación difícil que atravesaba mi familia. Laboraba en mercados, en una tienda departamental como cajera. Se abre la convocatoria para trabajar en el IMSS, pero, por mi edad sólo podía aplicar para la categoría de limpieza, meto solicitud, paso el filtro de selección. Cuando cumplo los 18 años se me da la oportunidad en el IMSS, en el área de intendencia, antes esa plaza se llamaba Auxiliar de Servicios Básicos.

En su charla, Johana nos explica la labor que realizaba en el Seguro Social, “Eramos los que descontaminábamos las salas donde operan a los pacientes, las salas de labor de parto, los pisos donde están los pacientes terminales.

Le dábamos el servicio de limpieza en los baños, en las áreas más pesadas, las contaminadas. Todo eso requiere un proceso especializado de limpieza y hay pacientes con afecciones como Influenza, VIH y Hepatitis.

Con eso, ya eres una persona vulnerable de padecer alguna enfermedad, de hecho tuve compañeros con afectaciones. Uno se colocó su guante y lo picó una araña y le tuvieron que amputar un dedo.

Era un área muy riesgosa y por lo mismo la paga no era mala, los horarios eran de 6 horas, luego de 8 y terminé en un turno de noche”.

-Johana Meza Lerma, empelada del IMSS desde el año 2008

Trabajó en el IMSS, en las clínicas #35 y #6 en el Área de Servicios Básicos, posteriormente estuvo en la Unidad de Medicina Familiar en la #47, como Auxiliar Administrativo y desde diciembre del año 2019 labora en la Subdelegación Juárez 1, como Oficial de Tesorería.

Lo que ganaba laborando en el Seguro, le ayudó a costear su Maestría, aunque las jornadas eran muy pesadas, se levantaba a las cuatro de la mañana para realizar las tareas que le encargaban, señaló.

Durante su plática nos comparte, sobre algunos momentos no muy agradables que experimentó y que la marcaron cuando era una niña, pero de los contrario, esas situaciones la alentaron a seguir adelante.

“De niña mis padres siempre fueron muy trabajadores, pero eran mal administrados. Fue en la época de la devaluación del peso. (1998 crisis financiera rusa, un dólar llegó a 10 pesos con 35 centavos). Habían adquirido muchas cosas, los llevó a tener deudas en dólares.

Prácticamente lo perdieron todo, tuvieron que vender todo para poder pagar sus deudas. Nos quedamos sin nada, yo recuerdo mucho, que mi hermano el mayor (Manuel Meza) y yo, dormíamos en la puerta de un closet de madera, le poníamos unos tabiques de block y ahí nos turnábamos.

Era como la cama más fea, había una cama tipo silla playera y esa se tocaba un día y la alternábamos entre mis hermanos y yo. Mi mamá se tuvo que ir de migrante a vivir a Estados Unidos a trabajar para ayudar a pagar la deuda, para recuperarnos.

Mi padre se quedó con nosotros, la pasamos muy difícil en ese momento. Él emprendía una tienda de abarrotes, no le daba mucho. Era muy pequeña su tienda y había momentos que sólo comíamos una vez al día.

No teníamos televisión, mi hermano y yo, nos parábamos frente en la ventana de una vecina a ver los Simpson (programa de televisión estadounidense). Recuerdo que tratábamos de leer lo más que podíamos, a través de la lectura, me imaginaba otros mundos, me transportaba a otra dimensión, hacia algo mejor”.

Explica una de las situaciones más difíciles que enfrentó, “Cuando estuvimos en esa condición muy precaria, nos íbamos a El Paso, Texas”. Recalcó,

“Recuerdo que nos metíamos a los contenedores de basura de las tiendas y de ahí sacábamos, la comida hasta en buen estado, por los procesos que se usan allá. Tiran el alimento a cierta hora. Fue una situación muy complicada tenía 8 ó 9 años”.

-Johana Meza Lerma
-Johana Meza Lerma, 8 años de edad

4. ¿A qué se dedicaba tu mamá?
Johana: Trabajaba en limpieza en una hospital, pero era trabajadora eventual, siempre han sido comerciantes en mercados populares. En esos momentos estaban atravesando por esa deuda. Fue difícil el proceso de recuperación y más con tres hijos, mi hermano el menor (Víctor Meza Lerma) tenía asma, su medicamentos eran caros, fue muy complicado.

Todo el proceso que recuerda haber vivido, con escasos recursos económicos, la ayudaron a ver el lado positivo de las cosas. Ahora nos adentramos al tiempo cuando convivió con un grupo de ex compañeros de la Universidad TecMilenio, de quienes mucho aprendió.

“Vaya entro a mundo muy diferente, en una escuela privada. Toda la gente que acude, es de un poder económico alto. Fue un choque ideológico y cultural. Fue de las partes más difíciles de comprender a esas personas, poderme integrar a mi equipo de trabajo.

Eran compañeros que mencionaban que venían de estudiar ciertos años en Ucrania, señalaban que hablaban tantos idiomas o que tenían tres maquiladoras.

Yo tenía un pensamiento erróneo de ellos. Me habían vendido la idea, que los empresarios eran gente mala, gente que había tenido a este país en pobreza. Quizás yo asociaba con ese recuerdo de pobreza que tuve de mi niñez, como los responsables.

Entender que no, que simplemente son personas que nacieron con otro tipo de oportunidades, que algunos los han aprovechado, otro no”. Así lo explicaba Johana Meza.

A continuación nos platica, cómo un percance vial, la hizo tener una mentalidad de crecimiento. “Tuve un accidente en carretera, resulté lesionada de mi pierna, columna y requería de una cirugía.

A la par de que me pasa todo eso, los mismos compañeros me decían ‘Vende algo, haz algo’. Es ahí cuando surge la idea de comenzar a vender ceviche a domicilio e hicimos una marca.

Esa gente fue gran parte de mi formación, porque vaya yo le comentaba a mis conocidos, a la gente que tenía la misma formación que yo, me decían ‘Es muy difícil tener un negocio’, ‘Para qué te arriesgas, vas a a perder’.

Ellos pensaban diferente y me decían, ‘Hay dos tipos de personas las que trabajan por cumplir sus sueños y las que trabajan para cumplir el sueño de los demás’

Me alentaban mucho, fueron de mis primeros clientes y me dieron varios tips. Fui desarrollando el modelo de negocio, Estelio Félix Corral (su pareja y socio) es de playa, sabe del manejo de mariscos, es un apasionado de la cocina. Conjugamos ese potencial con los cimientos financieros”.

Continúa narrando cómo fue creciendo su negocio de venta de tosticeviches a domiclio. “Empezamos con una inversión de 600 pesos, era de la incapacidad que me daban, con una hielera prestada.

Hoy en día hace tres años de eso, tenemos 3,000 personas en nuestra página de Facebook, tenemos dos años y medio en un punto de venta, que empezó con una casita de madera.

-Tiburón Chipilón, así comenzó en casa de madera, venta de tosticeviches

Hoy tenemos un remolque, hemos ido creciendo en mobiliario, hemos aumentado el número de nuestros comensales. Seguimos tocando puerta por puerta, nuestra clientela nos invita, estamos en ferias, nos ponemos en eventos de empresas y con ello hemos generado empleos”.

5. ¿Cómo te das a conocer?
Johana: Toda nuestra publicidad es a través de Facebook. Fuimos los primeros en traer un platillo auténtico de Sonora, que es el tosticeviche, ahorita hay más gente en le mercado. Pero fuimos de los primeros que comenzamos con esa modalidad de ventas, que te lo llevamos fresco hasta tu casa. Nos habla la gente de varios sectores y nos acercamos, se prepara al momento y es así como iniciamos a conciliar la marca.

-Tiburón Chipilón, Tosticeviches y Clamatos, Sabor de Sonora

La ganancias que le generan su negocio, las comparte no solo con su socio, sino también con personas quienes requieres de alguna cierta necesidad.

Pinky Promise, es un grupo juarense, constituido por 10 mil mujeres que han emprendido negocios, es como una red de mercado entre nosotras.

Entramos a eventos sociales, donde nos cobran renta. El dinero que se recauda de la venta de espacios, se dona a una madre de un niño que padezca de alguna enfermedad, que necesite un tratamiento o un médico”. Nos explica Johana Meza.

6. ¿Cómo logras tener tres empleos.?
Johana: Esa pregunta me la hago todos los días, lo que más me impulsa es que estoy tres empleos diferentes. Creo que es un punto importante, en la mañana trabajo en una oficina de Gobierno (IMSS, Oficial Tesorería en Cobranza), en la tarde tengo el negocio (Tiburón Chipilón, propietaria y socia) y en la noche soy reportera (Canal 44). Lo que más me motiva, son las ganas de ver terminado mi proyecto, de haber salido adelante.

-Johana Meza Lerma, labora en tres empresas

7. ¿Te consideras una mujer exitosa?
Johana: Siempre he pensado que el éxito es muy relativo, aún no estoy en donde quiero estar. Le pregunto, “¿Dónde quieres estar?” Responde, “Planeo terminar un Doctorado en Desarrollo de Políticas Públicas”.

8. ¿A quién le dedicas tus momentos?
Johana: Primero a mi familia, a mi madre quien siempre ha estado ahí, es mano dura, pero es una persona que siempre está ahí y me dice “adelante”. A mi padre, mis hermanos que a su manera me apoyan. Sin ellos no hubiera sido posible, todo lo que he hecho.

Al final Johana Meza, envía un mensaje a quienes están indecisos de emprender, o hacer algo nuevo en sus vidas. Lo menciona así,

“Yo le diría a la gente que nunca hay obstáculos para grandes que no puedan sobrepasar, que nunca hay pena ni dolor, que no puedan superar. Que todo aquello que les lastima, alguna situación de pobreza o dolor, que la utilicen de motivación, que la transformen de algo negativo a algo positivo. Nunca dejen de soñar, de construir. Hay que añorar, soñar y trabajar mucho para obtener lo que queremos”.

-Johana Meza Lerma

En un mundo en el que estamos muy sumergidos en nuestros propios problemas, se nos olvida voltear alrededor, en donde podemos encontrar a personas con Historias Extraordinarias, que nos puedan compartir sus vivencias, pero además, aprender de ellas.

Gracias Johana Meza Lerma por tu tiempo, porque aún con lo ocupada con tus tres empleos, abriste un espacio en tu agenda para llevar a cabo la entrevista.

A mis lectores, muy recomendables los tosticeviches de camarón, el té y para la temporada de invierno la sopa caliente. Tiburón Chipilón está ubicado en el cruce de Avenida de la Raza y Anastasio Bustamante, ponen a disposición los números (656) 215-9061 y el (656) 133-1632 en Ciudad Juárez, Chihuahua.

-Tiburón Chipilón, tosticeviches de camarón, té y sopa caliente

Para estar al tanto de más “Historias Extraordinarias” como esta los invito a que me sigan en mis redes sociales, FacebookTwitterInstagramYouTube y en mi portal perlarico.com, nos vemos ahí.

Total
23
Shares
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Previous Article
Tostadas a la Perla

Tostadas a la Perla, deliciosas con salsa verde

Next Article
Rico y sencillo

Pollo con mole, tan fácil de preparar

Related Posts
Total
23
Share