Productora y periodista independiente. Noticias. Reportajes.
YouTube
Conéctate
Perla Rico en Denver Colorado

Recibe notificaciones de información y reportajes especiales directamente a tu correo electrónico. ¡Totalmente gratis!

Atención a todos nuestros lectores

Este y todos los artículos en este portal son traídos a ti a través de periodismo independiente. Recibe notificaciones de todas nuestras historias suscribiéndote a nuestra plataforma por tan solo $1 al mes.




Chef Javier Seáñez

“Si ya estás aquí, no seas cobarde, entra y haz lo mejor de ti”: Javier Seáñez

El Chef juarense, que está logrando fama internacional…

Conocer un poco de lo que hay detrás de las personas que están triunfando en otros países, me parece siempre interesante difundir sus logros y más aún, cuando conservan la sencillez que los caracteriza.

De recordar su infancia, familia, palabras de aliento de amigos y clientes, quienes lo impulsaron a enfrentar los retos de su pasión por la gastronomía, son detalles que han dejado una marca invaluable en nuestro siguiente entrevistado.

Este es el caso de un juarense, que sin haber estudiado para ser Chef, con el sabor del maíz y el arte por presentar sus auténticos platillos, está conquistando el mundo culinario.

En exclusiva, Javier Seáñez Barraza de 38 años de edad, originario de Ciudad Juárez, Chihuahua, pero con residencia en San Juan, Puerto Rico, nos platica cómo llegó a un reality show, cuya participación fue el comienzo de su camino hacia la fama internacional y se dio justo, cuando vivía una de las etapas más difíciles de su vida, lo que hace de esta entrevista una “Historia extraordinaria”.

1. ¿Cómo eras de niño?
Javier: Bastante inquieto, curioso, siempre como explorando todo. Como muy preguntón, feliz, tratando de saber todo lo que pasaba, preguntaba siempre el por qué de las cosas.

2. ¿Cómo te divertías en ese tiempo de tu niñez?
Javier: Me divertía jugando, yo no recuerdo como mucha gente que dice, “mi pasión en la cocina empezó desde niño”, ¡Yo la verdad no! Yo fui un niño, muy niño, o sea juguetón, travieso. Siempre terminaba con raspones, con descalabradas, rodillas golpeadas. Recuerdo una infancia muy feliz, jugando mucho con mis primos, amigos, en aquel tiempo cuando vivía en la colonia Satélite en Cd. Juárez.

-Javier Seáñez, 7 años de edad

3. ¿Eras muy popular?
Javier: Si, era muy amiguero, desde niño fui muy extrovertido. Siempre fui muy social, nunca me dio miedo como hablar, relacionarme con los demás. La verdad que recuerdo una infancia con muchos juegos y travesuras.

4. ¿Cuándo te das cuenta que te gustaba cocinar?
Javier: Yo creo que en la juventud, en la etapa de la adolescencia. Empecé a cocinar, como a los 15, 16 años. Tuve la necesidad de empezar a cocinar, mi mamá (Bertha Barraza) trabajaba mucho. Mis hermanos, (Víctor, Mario, Norma) y yo, teníamos que meternos a la cocina. Siempre le preguntaba mucho a mi mamá, ¿Qué lleva esto?, ¿Qué se le pone a esto?, ¿Cómo haces esto? En mi casa nunca fue, al menos yo no recuerdo, que mi mamá me dijera “mira, ven porque te voy a enseñar hacer esto”, mas bien yo preguntaba, yo era el que tenía ganas de saber. Creo que, la cocina se te da o no se te da.

5. ¿Por qué decides irte a Puerto Rico?
Javier: Porque conocí a alguien, conocí a mi expareja, nos conocimos y él es puertorriqueño y pues en ese momento la mejor decisión para ambos, era vivir en Puerto Rico, por eso decidí irme.

En nuestra conversación, le pregunto sobre sus estudios profesionales y destaca algunos datos en donde participó en un programa de televisión sobre una competencia de cocina.

6. ¿Allá es dónde estudiaste?
Javier: Nunca he estudiado para ser Chef, lo más bonito del programa, es que uno de los requisitos más importantes y que lo hace aún más interesante, es que nadie puede tener preparación culinaria. Tiene que ser nato, todo es como muy empírico. Mi profesión es ser Profesor de Ciencias Sociales, estudié en la Universidad del Desarrollo Profesional (UNIDEP), en Chihuahua. Vengo de una familia de profesores, donde mis abuelos fueron maestros, mi hermana y mi sobrina. La docencia es algo que corre en mi familia.

7. ¿En Ciudad Juárez no hay espacios para dar a conocerte como Chef?
Javier: En Juárez, nunca me dediqué a la cocina, nunca hice nada para dar a conocer mis platillos. Todo empezó mas formal en Puerto Rico, desde el año 2016. Es aquí, donde empiezo mi negocio “Las cucharas, comida mexicana”, ubicado en San Juan, Puerto Rico. También me pueden encontrar en las redes sociales, Facebook y en Instagram como @senordemaiz.

8. ¿Por qué El señor de maíz?
Javier: En el primer episodio, concursé en el casting de MasterChef Latino, (Reality Show de Telemundo) con unos tacos de pescado, una tortilla a mano y con sabor a cilantro. Había tres jueces en la competencia, uno de ellos es mexicano, el Chef Benito Molina, a él le gustó mucho mi tortilla y mi manera de procesar el maíz, fue quien me bautizó con el nombre de “El señor de maíz”.

-Las cucharas, comida mexicana, San Juan, Puerto Rico

9. ¿Cuántas personas trabajan contigo en tu negocio?
Javier: 6, son mis compañeros de trabajo, decir empleados se me hace una palabra muy fuerte, pienso que todos tenemos el mismo nivel de importancia y que alguien lleva la dirección, como quien paga su nómina. Pero, estamos cerrados por la pandemia.

10. ¿Qué hacen ahorita que está cerrado?
Javier: Tengo un grupo de inversionistas que están interesados para que hagamos proyectos de cocina, en estos momentos estoy en Chihuahua Capital. Estoy viendo lo de poder seguir creciendo. Estoy cocinando mucho, cocino todo el tiempo, haciendo pruebas de menú. Tratamos de hacer un mollete, tu te imaginas un un pedazo pan, frijol, pico de gallo y queso. Estamos creando uno con salsa holandesa.

-Mollete con salsa holandesa

11. ¿Cuál es tu platillo preferido para cocinar?
Javier: Lo que más disfruto de cocinar, es emplatar. Es como el decorar y poner tus últimos toques, como tu sello. Pienso que cocinar al final del día, también es un arte. Entonces, nosotros siempre cuando dicen que, “la comida entra por lo ojos”, definitivamente es así. Lo que tu ves cuando llega a tu mesa, el plato que tu recibes, tiene que generar mucho impacto para que la gente pueda disfrutarlo, desde ahí empieza como esa experiencia de comer.

Emocionado responde,

“Me gusta cocinar de todo, te mentiría si te dijera que me gusta preparar algo en específico. Lo que más disfruto es emplatar, decorar, jugar con los colores. Tu plato puede ser un canvas (que luce delicioso) y a lo mejor, con una salsa de tal color, con unas verduras de otro color. Las cosas que más disfruto, lo que más le dedico tiempo y esfuerzo, es en crear un efecto visual para que la gente lo disfrute desde el momento en que lo ve”.

-Chef Javier Seáñez
-Chef Javier Seáñez, creando un efecto visual en el platillo, foto de cortesía

12. ¿Algo que no te guste cocinar?
Javier: Los postres, pero los hago. Por ejemplo en el final de MasterChef Latino, hice un Soufflé de chocolate. Es uno de los postres más difíciles de hornear, porque no lleva levadura. Es muy complicado que levante, que esponje y la verdad que tuve muy buen resultado con mi postre. Horneo pero me estresa, no lo disfruto, como pudiera a lo mejor disfrutar cocinar alguna carne, pescado, definitivamente lo que menos disfruto y no es que no me guste, es hornear.

13. ¿Qué significa MasterChef Latino para tu vida?
Javier: <Hace un respiro y continúa con la plática>. Me vas hacer llorar, mi divorcio ha sido una de las etapas más difíciles de mi vida como a nivel personal. En ese tiempo, MasterChef para mi, fue la mejor terapia de aprendizaje, que me permitió darme cuenta que puedo lograr muchas cosas o se pueden lograr las cosas que uno tenga en mente. Siempre he pensado que si pasa por tu mente, pasa por tus manos.

Sobre su participación en el programa televisivo, enfatiza lo siguiente,

“Ha sido como el trampolin más grande de mi vida, a nivel de autoestima. Significa un parteaguas de cambio positivo para mi desarrollo profesional y personal.

-Chef Javier Seáñez

14. ¿Cómo llegaste a MasterChef Latino?
Javier: Por medio de un amigo Ariel Orama, es cliente del negocio, fue quien me dijo del casting. Yo curiosamente estaba viendo los capítulos de la primer temporada en YouTube. Nunca supe del casting, no tenía ni el mínimo interés de hacerlo, porque me estaba divorciando, estaba renovando mi residencia y buscando un lugar donde vivir. Me estaban pasando cosas personales bastante fuertes, que en su momento no me permitían tener como mis cinco sentidos. No me sentía emocionalmente fuerte y Orama me insistió mucho y me decía “tu comida es muy buena, las cosas que haces como que te caracterizan”. Ahora puedo decir que, “doy gracias a mi amigo, Ariel Orama, por animarme a ir al casting, por sus consejos y fe en mi cocina, gracias siempre”.

Seáñez, nos explica del proceso que vivió para preparar su presentación y entrar a participar en el reality show.

“Dos días antes de que las audiciones cerraran, llené mi formulario en internet, me contestaron rápido, para mi fue muy frustrante, el echo de que nos dijeran que teníamos que cocinar algo frío, no tenía idea de qué cocinar.

Recuerdo un día antes del casting, como a las 8 de la noche, estaba comprando los ingredientes, hice una torre de mariscos y recuerdo que compré mucho Perlita y toda la noche practiqué, la prueba era a las 8 de la mañana, me metí a bañar como a las 6 a.m., para prepararme.

Me fui al casting en vivo, no dormí ni cinco minutos, pero no te voy a negar, <con la voz cortada> menciona, ‘te dije que me ibas hacer chillar’. No te voy a negar que cuando estaba en la fila dudé en entrar, decía, ‘qué estoy haciendo aquí, no se hacer las cosas, no puedo, no tengo el talento, no tengo las fuerzas’, dudé, pero algo me hizo entrar.

Definitivamente, yo sé, que ese algo era mi padre (Jaime Rafael Seáñez) que en paz descanse. Mi papá está muy presente en mi vida, es alguien a quien yo siempre le pido un consejo o algún tipo de orientación”.

Con nostalgia por los recuerdos, nos comparte cómo se armó de valor, en los minutos que titubeaba para llevar a cabo su presentación en el concurso, así lo mencionó,

“Recuerdo que estaba en mi camioneta y traté de meditar un poco y dije, si ya estás aquí, no seas cobarde, entra y haz lo mejor de tí”.

-Chef Javier Seáñez

Continúa narrando, “Llegué, me formé e hice mi casting y la verdad me fue súper bien. Recuerdo que hice la torre de mariscos con un aro de metal, cuando quité el aro, la torre se desmoronó y nada más teníamos cinco minutos para platear. Entonces cuando sucedió, yo tenía como dos minutos restantes para lograr mi plato.

Tiré todo a la basura, lo limpié y empecé a platear de nuevo. Una de las cosas que más me ha dado el hecho de tener un negocio de cocina, es que se te desarrolla la habilidad de trabajar bajo presión.

En ese momento, tenía a uno de los jueces frente a mi y se me quedó viendo, <como que ya no la hiciste> pero, cuando revisó mi platillo dijo, ‘el sabor es muy bueno, pero lo que más me impresionó, fue tu manera de resolver el caos, si a alguien más le hubiera pasado, se hubiera frustrado, que bueno que lo pudiste resolver, pasas a la siguiente ronda'”.

Con la voz temblorosa y emocionado, trae a su memoria el gran momento de estar en la siguiente fase, nos lo comparte,

“Me acuerdo y se me enchina la piel, no te voy a negar, que ahí fu cuando me lo creí. Ahí fue donde dije, lo tengo que hacer, lo voy hacer y le voy a dar hasta donde tope. Mira como es la vida, si en ese momento, no habría entrado, no hubiera tenido todas estas bendiciones. A diario le agradezco la vida a Dios, que me haya premiado con todo esto y perdón que este llorando, pero es muy emotivo”.

-Chef Javier Seáñez

El casting de MasterChef Latino, se llevó a cabo en Puerto Rico, la siguiente ronda fue en Miami, Florida en Telemundo Center. La selección de participantes, se realizó en cinco lugares, Miami, Nueva York, Los Ángeles, Houston y Puerto Rico.

El programa inició en mayo del 2019 y culminó en agosto de ese mismo año, el programa de talla internacional, MasterChef Latino, está presente en más de 100 países en el mundo.

En el concurso a Seáñez, lo bautizaron como “borimex”, (una combinación de boriqua y mexicano) agradeció en todo momento el apoyo de los puertorriqueños, pero, siempre resaltó su orgullo de ser mexicano.

Una parte importante que destacó durante su participación, fue proyectar su pasión por el maíz, y lo define de esta manera,

“Yo decidí, plasmar quién soy a través de un taco, porque mucha gente a lo mejor puede desvalorizarlo, pero cuántas veces hemos visto tacos gourmet, súper preciosos con una tortilla artesanal como la que hacemos nosotros. En el momento que yo decidí demostrar de dónde vengo y quién soy, fue lo que me llevó a la final, mi carta de presentación fue el maíz, siempre estuvo presente en mis platillos”.

-Chef Javier Seáñez
-Javier Seáñez y su especialidad, los tacos con tortilla de maíz hecha a mano

15. ¿Quedas en segundo lugar?
Javier: Si, fueron meses de mucho estrés. Pero después de eso, mi vida culinaria empezó, mucha gente me preguntaba, ¿Qué se siente haber perdido? les contestaba al contrario, gané mucho. Gané la oportunidad de tener una plataforma para dar a conocer mi cocina. Al prinicipio sufrí bullying, porque mencionaban que solo sabía hacer tortillas, pero mi tortilla es conocida en todo Estados Unidos, todo Puerto Rico me conoce por mis tortillas.

Recuerda a una clienta quien le expresó palabras de aliento y que lo dejaron marcado en su vida para siempre. Comparte la anécdota para perlarico.com.

“Antes de MasterChef, yo vendía comida en la calle, en oficinas, en centros de trabajo. Tenía una clienta en particular de nombre Larissa Rivera Rocafort, ella pensaba que yo era Chef, que había tenido preparación.

Cuando se da cuenta que lo mío era totalmente empírico, <con su voz quebrantada sigue narrando>, Larissa, me dio el mejor piropo que me hayan dado en mi vida y me dijo ‘yo pensé que tú eras un súper Chef y lo único que puedo decirte, es que Dios te bendiga las manos’.

Cuando ella me dijo eso, me quebré. Cada vez que me pasa algo y siento que no puedo, siempre recuerdo ese comentario y le agradezco”.

16. ¿Tus éxitos a quién se los dedicas?
Javier: <Hace una pausa y continúa>. Nunca había llorado en una entrevista. Tengo la fortuna de tener dos papás. Para mi, mi padre siempre va a ser mi papá que en paz descanse. Un hermano de mi papá, para mi, es mi papá Víctor. A mi mamá y papá Víctor, <con la voz cortada>. Son a quienes les agardezco mucho quien soy. Que me hayan formado, que hasta la fecha me sigan regañando y a mis hermanos. A ellos se los dedico.

Para finalizar la entrevista, Javier, hace una breve reflexión del aprendizaje que ha tenido y de cómo a los latinos nos falta mucho por aprender. Así lo mencionó,

“Principalmente y no quiero sonar soberbio, ni egoísta. Te lo digo sinceramente por primera vez, en mucho tiempo, me dedico muchas cosas a mi también. He aprendido mucho, sobre el amor propio, sobre cómo agradecer a uno mismo las buenas cosas que nos pasan. Como latinos, como mexicanos, tenemos una cultura de que siempre le debemos algo a alguien, no estamos educados para decir, que las cosas que hiciste, las hiciste por ti.

-Chef Javier Seáñez

Gracias Chef Javier Seáñez, por tu valioso tiempo, por la oportunidad de compartir con mis lectores sobre tu infancia, experiencias y crecimiento, en este tu increíble mundo culinario, que aún y con tu éxito internacional, conservas todavía esa forma tan peculiar de ser, divertido, respetuoso, agradecido con los demás y por llevar el nombre de Juárez muy en alto.

-Chef Javier Seáñez, participando en MasterChef Latino, foto de cortesía

Para estar al tanto de más “Historias extraordinarias” como esta los invito a que me sigan en mis redes sociales, FacebookTwitterInstagramYouTube y en mi portal perlarico.com, nos vemos ahí.

Total
28
Shares
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Previous Article
Perla Rico, Departamentos en Denver

¿Sabes qué servicios ofrecen en un departamento para vivir en Denver, CO.?

Next Article
Ponche navideño, Perla Rico

Ponche navideño

Related Posts
Total
28
Share